Fernando Alexis Jiménez - (0057)317-4913705 Email webestudiosbiblicos@gmail.com. Con la tecnología de Blogger.
Principales Estudios BíblicosSíganos en FACEBOOK.COM/estudiosdeguerraespiritual

La armonía familiar comienza cuando nos disponemos a cambiar

Dios nos ayuda a alcanzar la armonía en la familia
Fernando Alexis Jiménez
Rebeca vino a conocer realmente a Raúl, su esposo, cuando llevaban siete meses bajo el mismo techo. Y ocurrió por una discusión intrascendente. El hombre se llenó de furia, vociferó y se encerró en la habitación con un fuerte portazo. Pasó una semana antes que volviera a hablarle. Ese fue el momento en el que la joven se dio cuenta realmente con quién era que había contraído nupcias.

No ande señalando errores de su familia

Señalarle los errores al cónyuge con crítica, no edifica el hogar sino que lo destruye
Por Fernando Alexis Jiménez

¿Se ha encontrado alguna vez cuestionando a su cónyuge por errores que, con el tiempo, descubre usted mismo tiene? “Mi marido siempre se queja de que soy incumplida, que llego tarde; pero él mismo me ha dejado muchas veces esperándolo para cenar”, se quejaba una joven que pidió consejería. En su criterio, lo más doloroso era la sucesión de críticas que recibía de su cónyuge: “Generalmente no me dice palabras alentadoras”, decía.

Si nos arrepentimos de corazón, cambiaremos con la familia

Arrepentirnos es el primer paso para cambiar con la familia
Por Fernando Alexis Jiménez

Por muchos años Simón fue el borracho del pueblo. Se bebía el poco dinero que ganaba trabajando en los socavones de una mina y algunas veces—generalmente los domingos en la noche—llegaba a exigirle a su esposa que consiguiera dinero prestado para pagar deudas de juego que él había contraído en medio del alicoramiento.

Es hora de mostrar el amor que siente por su familia

¿Pasamos tiempo en oración llevando nuestras relaciones familiares a Dios?
Por Fernando Alexis Jiménez
Si hay un problema que se ha tornado común a los matrimonios, es que esposos y esposas se quejan de no recibir demostraciones de amor por parte de su pareja. “Ya no me quiera”, se lamentan ellas y, ellos—por su parte—consideran que en muchos casos las demostraciones afectivas son parte del pasado, que se quedaron en los recuerdos del noviazgo.

Su familia merece que edifique sanas relaciones familiares

Es tiempo de abrirle espacio a Dios en nuestra familia
© Fernando Alexis Jiménez
Cuando Laura y Camilo eran novios, eran un dechado permanente de amor. Sus allegados en la Universidad se quejaban de sus constantes arrumacos y besuqueos, sin importarles quién estuviera cerca. Ella era muy cariñosa: Le abrazaba, rodeaba su cintura y le sonreía constantemente; él le regalaba rosas, esquelas amorosas y chocolates. Eran la pareja perfecta. Pero dos años después de casados, cuando su primer hijo, convirtieron el hogar en un infierno.

Dialogar, principio para fortalecer relaciones humanas

Dios nos ayuda a ser sólidos como familias
© Fernando Alexis Jiménez
Carlos cerró la puerta visiblemente disgustado. Iba de camino al trabajo, pero contrariado. Aquella discusión con su esposa le hizo pensar que hablaban idiomas diferentes. Es cierto, reaccionó con rabia; pero ella no colaboró mucho, porque también vociferó. Mientras conducía el autor se preguntaba: ¿Por qué otras personas pareciera que se entienden bien y nosotros cada diálogo que iniciamos termina en discusión?

¿Qué debes cambiar en tu vida?

¿Cómo anda tu vida hoy?

Por Fernando Alexis Jiménez

Llevaba once años sin ver. Ya hasta había olvidado los colores hermosos de un atardecer y la forma como, progresivamente, se iban conjugando matices de azul y amarillo cuando el sol despertaba perezoso en las mañanas. Once años de oscuridad. Lisa Reid se había acostumbrado a caminar con un perro guía y un bastón. “Era parte de mi día a día”, le dijo a sus conocidos.
            Sin embargo su historia cambió el día que tuvo un accidente al agacharse a besar a su mascota.  Se golpeó contra el borde de una mesa. Se tomó la cabeza, pero su sorpresa fue mayúscula al día siguiente abrió los ojos y ¡Veía! Un verdadero milagro.

Los demonios se metieron hasta en la televisión

La televisión y la internet, peligro para nuestros
hijos si ven películas de terror

Por Fernando Alexis Jiménez
Ricardo es un chico de 13 años, aficionado a las películas de terror, que terminó internado en una clínica siquiátrica de Buenos Aires, Argentina, para tratar un cuadro irregular de comportamiento. Se levantaba gritando en las noches. Veía imágenes fantasmagóricas que le robaban la paz.
            Se comprobó tiempo después, que era aficionado a ver películas de terror. Un especialista cristiano consultado atribuyó ese hábito como la puerta a través de la cual entraron demonios que procuraban dominar su mente y por tanto, su comportamiento.

Dios restaura una relación dañada y en crisis

Dios restaura la relación familiar deteriorada

Por Fernando Alexis Jiménez
Esperó seis años. Seis largos años. Cada minuto le parecía una eternidad. Aunque está muy joven hoy, Grace Gelder. “No soporto la monotonía en la habitación.”, le dijo a sus amistades que le preguntaron por la insólita acción que emprendería días después. Una acción que incluso el diario londinense The Mirror, destacó en primera plana.
            ¿Qué hizo Grace que rompió todos los esquemas, la sacó del anonimato y la llevo a pasar a la historia? Ella decidió  casarse con ella misma luego de permanecer soltera por más de seis años. Es la primera mujer en muchísimos siglos que hace algo parecido en el Reino Unido.
            Lo más llamativo de la historia es que la hoy señora Gelder, realizó todo el ritual nupcial: la propuesta, la pedida de mano y una boda a la que invitó a 50 personas, incluyendo a su familia y amigos.

Esposos que colaboran en casa, un paso importante

En la vida familiar Dios nos hace victoriosos

Por Fernando Alexis Jiménez
Hace veinte años parecía inconcebible que el hombre estuviera hacienda aseo en casa y que la esposa saliera a trabajar. Sin embargo, no solo el cambio de los tiempos sino las fluctuaciones del mercado laboral, cambiaron el panorama. Hoy resulta normal. Y las parejas lo asumen con naturalidad. Otro elementos que asumen como natural es que los papás tomen tiempo para ayudar a los hijos en los quehaceres escolares así como brindarles orientación.
            El afamado autor y conferencista, Bob Larson, escribe: “Creo que los padres y madres que prefieren el rol de casa juegan un papel crucial en la protección de sus hijos, en medio de tantos peligros como los que les rodean. Sé que no siempre es fácil que los padres estén con los hijos como quisieran, pero cuando hay que decidir entre comprarles cosas y pasar tiempo con ellos, la respuesta es fácil y está en sus manos. Dedicar tiempo a los hijos es la mejor inversión que se puede hacer para alejarlos de las malas influencias sobrenaturales.”(Bob Larson. 1997. EE.UU.)

Orando y creyendo para que los milagros ocurran

Le creemos a Dios por los milagros que obran por fe

Por Fernando Alexis Jiménez
Si hay algo de lo que hablamos mucho, leemos muchos libros pero, a la postre, no nos resulta fácil definir, es de la fe. ¿Usted podría definirla? Si no es así, le damos unas pistas: Es posible siempre y cuando hayamos desarrollado intimidad con Dios.
            Una de las inclinaciones naturales nuestras es a creer sin racionalizar. Le pongo un ejemplo: Cuando usted toma el control remoto del televisor, ¿se pregunta caso si funcionará o no? Por supuesto que no. Usted simplemente obtura el botón indicado. Sabe que aparecerá la imagen. Esa es fe natural.
También cuando usted marca desde su teléfono celular. ¿Racionaliza acaso cómo operan las redes, de qué manera viajan las ondas de sonido o si hay cobertura en el lugar desde el que está llamando? Por supuesto que no. Usted simplemente marca y espera que alguien al otro lado de la línea le responda.

¿Realmente estamos amando a nuestra familia?

Dios nos ayuda a tener unidad familiar

Por Fernando Alexis Jiménez
Si algo le molestaba a Roberto, era la forma displicente como su esposa Patricia le respondía. Podía afirmar que esa situación había minado la relación de pareja. Incluso llegó a pensar en separarse. “El trato que me da es irrespetuoso”, solía repetir.
            Su decisión cambió cuando reconoció que había una familia que cuidar, unos hijos que proteger, y un futuro unidos que no se podía tirar por la borda.  En ese momento decisión asumir dos principios esenciales en su trato con Patricia: Tolerancia y perseverancia. Es cierto, ella era la causante de la mayoría de los conflictos intrafamilialres, pero desde ese día, decidió someter las situaciones complejas en manos de Dios procurando su ayuda. ¡Y la respuesta no se hizo esperar!            El panorama que lucía ensombrecido, se fue despejando y todo volvió a su curso, a la normalidad. Había armonía. Realmente estaba materializando lo que era amar a su familia.

Comprometidos a fortalecer y no a fracturar la relación familiar

Dele el primer lugar a Dios en su familia

Por Fernando Alexis Jiménez
Las familias están atravesando en el mundo por una profunda crisis. Lo grave es que naciones históricamente identificadas como cristianas, y nos referimos a los Estados Unidos, están a la par de países como España, Francia, Alemania y Japón donde el cristianismo no constituye mayoría entre su población. Algo está pasando: Los cimientos han sido socavados y el desmoronamiento en la relación de pareja y en el esquema de comunicación padres-hijos, sigue enfrentando un peligroso distanciamiento. El panorama es aún mas preocupante en América Latina donde prevalece el machismo y el respeto a la mujer brilla—en la mayoría de los países—por su ausencia.

Una familia que se fortalece tomada de la mano de Dios

La familia debe permanecer unida,
pero con ayuda de Dios

Por Fernando Alexis Jiménez
Laura y Raúl estaban por separarse. “No hay salida para nuestra situación”, decía él. “Yo deseo que hagamos nuestro mejor esfuerzo por el hogar”, se lamentaba ella. Dos niños, uno de siete y otro de cinco años, estaban en medio. Ellos, como es apenas natural, reclamaban el derecho a un padre y una madre. Y lo hacían de forma sencilla: Cuando les veían peleándose, procuraban –abrazándolos—que dejaran de seguir discutiendo.

Arranca el maravilloso proceso de edificar familias sólidas

Dios desea nuestra solidez en familia

Si usted está vivamente interesado en fortalecer su relación de pareja y, de paso, ejercer una influencia transformadora sobre sus hijos, es importante que se formule dos preguntas que marcarán impacto en su vida: ¿Qué estoy invirtiendo en mi familia?, y la segunda: ¿Qué estoy dispuesto a sacrificar por mi familia?

Generalmente las personas esperan lo mejor de la vida—como si el mundo entero tuviera una deuda con ellas—y eso aplica al entorno familiar. Esperamos vivir sin conflictos, manteniendo unas buenas relaciones con el cónyuge y los hijos, pero a cambio no queremos dar nada. Creemos equivocadamente que mis familiares están en deuda conmigo—bien sea porque proveo, porque concino, porque mantengo todo en orden, porque doy las órdenes—y me deben prodigar amor, cuidados y respeto.

¿Qué debemos hacer? En primera instancia reconocer que estamos equivocados. Nuestra familia no nos debe nada, por el contrario, nosotros les debemos mucho. Sobre esa base, es fundamental que cambiemos la concepción y comencemos a invertir en nuestra pareja y los retoños que hay en casa como fruto de esa unión.

BUSCAR EN ESTE BLOG

Cargando...

ESTUDIOS MÁS LEÍDOS

CHAT EN VIVO

NOS HAN VISITADO

 
Soporte Técnico: Guerra Espiritual | Estudios Bíblicos | Bosquejos para Sermones
Copyright © 2013. GUERRA ESPIRITUAL - Fernando Alexis Jiménez - Todos los Derechos Reservados
Plantilla creada por Diseñadores Published by Mas Template
Con la Tecnología de Blogger