INICIO » » ¿De qué manera se abren puertas para la posesión o influencia demoníaca?

¿De qué manera se abren puertas para la posesión o influencia demoníaca?

¿De qué manera se abren puertas para la posesión o influencia demoníaca?


Fernando Alexis Jiménez

Mediante el pecado, la idolatría y
el ocultismo, abrimos puertass a la
posesión o influencia demoníacas
El espectáculo fue anunciado por todos los medios. Un famoso cantante venía a la ciudad. “Un evento histórico, jamás visto”, decía el mensaje comercial que transmitían constantemente, las veinticuatro horas.

Había expectativa. Era el comentario en todas las casas, en los pasillos de edificios públicos y entre quienes se sentaban en las sillas del parque. Todos querían que llegara la fecha. Uno que otro miraba con ansiedad el calendario, procurando encontrarse con que el día había llegado.

¿El escenario? Un enorme estadio, a las afueras. Los propietarios aseguraban que su capacidad era de cinco mil personas. “Será suficiente”, dijo el empresario de espectáculos.
Se vendieron pocas boletas. Muchos de los otrora entusiasmados señalaban que la boleta era muy costosa. Pero la gran sorpresa ocurrió el sábado siguiente, cuando antes de la hora de iniciar la presentación el cantante, se hizo arqueo. Solamente quinientos veinte tiquetes vendidos, pero casi cinco mil espectadores.

¿Qué ocurrió? Cuando fueron a comprobar, los organizadores encontraron que en la parte posterior había un enorme hueco. Lo que antes era una fisura, los curiosos y aquellos que no querían pagar la entrada, lo abrieron de tal manera que cabían varias personas.¡Sin darse cuenta, se habían colado decenas de personas!.

La historia me llamó poderosamente la atención y mientras la recreaba en el ordenador, no hacía menos que asociarla con lo que ocurre a millones de personas en todo el mundo: unas de manera involuntaria y otras conscientemente, abren puertas al obrar de Satanás. Cuando toman conciencia, descubren que están poseídos o bajo el asedio de las fuerzas de las tinieblas.

Buscando puertas de entrada

Desde siempre las ceremonias secretas en las que hay iniciación en alguna enseñanza o doctrina, han existido. Por eso era común ver –avanzada la noche—cuando hombres y mujeres ingresaban furtivamente a cuevas o lugares distantes de los centros poblados, para celebrar sus ritos. Los participantes eran concientes de lo que ocurría. No obstante, pocos sabían del tipo de actividades de las que eran partícipes.

Hoy día más que antes, es fácil vincularse a acciones ocultas. Al crecimiento de esa vinculación creciente y exponencial al ocultismo, contribuyen los medios de comunicación, cada vez más poderosos desde la invención de la imprenta y en nuestro tiempo, con los avances tecnológicos y la Internet.

El problema es cuando Satanás gana espacios y progresivamente toma control de una persona, hasta inutilizarla, impidiéndole pensar con coherencia. Su voluntad y sus fuerzas quedan sujetas a sus obras de maldad.

Hace cerca de cuatro mil años Dios exhortó a su pueblo y a nosotros ahora: “Y si alguien recurre a espíritus y adivinos, y se corrompe por seguirlos, yo me pondré en contra de esa persona y la eliminaré de entre su pueblo.”(Levítico 20:6, versión Dios habla hoy)

Estar inmersos, deliberada o inconscientemente a las prácticas ocultistas, no solamente trae maldición sino que abre puertas a Satanás y sus huestes para que tengan “derecho legal” sobre las personas para poseerlas u oprimirlas.

En el libro del Cantar de los Cantares, nuestro amado Padre celestial nos advirtió sobre el peligro de dejar que pequeñas zorras entren en los cultivos, y más grave aún: que se lo permitamos: “Atrapad las zorras, las zorras pequeñas que arruinan nuestras vides, nuestras vides en flor.”(Cantares 2:15, RVR 1995)

Hay quienes, en procura de lograr resultados, satisfacer sus deseos y anhelos o en procura de poder sobrenatural, abren puertas al enemigo y el Adversario, que busca la destrucción del género humano, no desaprovecha la oportunidad.

Es hora de hacer un auto examen a los espacios y puertas que abrimos al mundo de las tinieblas, sabiendo que urge cortar toda posibilidad para que siga ganando terreno y obtener la libertad, creyendo firmemente lo que dijo el Señor Jesús: “–Si os mantenéis fieles a mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”(Juan 8:31, 32, versión Dios habla hoy)

Identificar puertas abiertas, y cerrarlas en el poder de Jesucristo, es una tarea ineludible e impostergable. Es hoy, ahora, no podemos esperar a mañana. Si algo no debemos es ignorar la realidad, negar que hayamos abierto puertas a pesar de estar inmersos en el ocultismo, creer que el problema es para los demás o encerrarnos en la frustración y la sensación de imposibilidad.

Una auto evaluación necesaria

Es importante que el ministro cristiano haga junto con la persona que recibirá liberación espiritual, una evaluación para identificar qué puertas pudo haber abierto al ocultismo.

Permita que, con toda calma, se examinen todos los episodios de la vida para que no queden cabos sueltos, y que se pueda averiguar eficazmente con qué hábitos o prácticas pudo tener vinculación.

El siguiente cuadro esquemático le será muy útil en ese proceso de auscultación:

PUERTAS ABIERTAS PARA LA POSESIÓN DEMONIACA

Por aceptación personal Entre los métodos comunes figuran: Canalización de espíritus, por búsqueda de espíritus guía, por aceptación personal de posesión, prácticas de pecado deliberadas.

Posesión por pecados transmitidos generacionalmente Pecados ancestrales, Enfermedad mentales, Brujería, Pecados sexuales, Relaciones sexuales fuera del matrimonio, Homosexualismo, lesbianismo, Adulterio, Incesto, abuso infantil, bestialismo, Sexo con los demonios, Pornografía

Vinculación directa al ocultismo Astrología, Necromancia, Brujería, consultar con el espíritus de familiares muertos, Proyección Astral, Tablero De Ouija, Maria Sangrienta, Elevación de la tabla, Bola De la Magia Ocho, Encantamientos o maldiciones, Telepatía Mental, Cursivo Automático, Trance, Guías espiritistas, Cartas de Tarot, Levitación, Satanismo, Lectura de la palma, Astrologia/horóscopos, Hipnosis, Magia blanca o negra, Calabozos Y Dragones, Pactos de sangre o cortarse usted mismo, Objeto de encantos o de la suerte como amuletos, Espíritus sexuales (íncubos, subcubos), Artes marciales, Supersticiones, Nueva Era, Masones, Cultos de la ciencia, Yoga Liebres Krishna, Hinduismo, Budismo, Musulmanes, Otras religión o cultos no-Cristianos, Juegos ocultos o violentos del vídeo y de computadora, películas, TV, música

Experiencias traumáticas Violaciones, accidente, ataques de fieras, internación abrupta en un hospital, abandono, maltrato o abuso sexual infantil y en otras épocas de la vida. En todos los casos, hay una experiencia con una carga emocional tan fuerte, que arrasa con el aparato psíquico de la persona.

Maldiciones Magia negra, magia roja, macumba, vudú o por maldiciones directas de los padres o alguien con relación familiar muy cercana.

Contaminación de los sentidos Drogas, pornografía, películas de terror o con demasiada violencia, rock pesada, música hinduista, lectura de material violento o pornográfico, pensamientos de perversión sexual.

Una vez realizado un listado de las actividades ocultistas en las que la persona pudo estar inmersa o bien, cuando hay certeza de la forma específica como voluntaria o involuntariamente tuvo contacto con el mundo de las tinieblas, es importante que renuncie a cada aspecto, práctica o hábito. Es de suma importancia que lo haga de manera conciente y voluntaria.

Lo más probable es que en el proceso Satanás le haga sentir que el hombre o la mujer en esa situación, jamás podrá escapar de sus garras; sin embargo son estrategias de engaño y temor que procura infundir nuestro adversario espiritual en aras de evitar que alguien, a quien por muchos años ha mantenido atado, escape de su dominio.

No crea jamás las mentiras y las amenazas del Adversario espiritual. Usted y yo somos hijos de Dios y Jesucristo es nuestro capital. Recuerde que en la Biblia leemos: “Hijitos, vosotros sois de Dios y los habéis vencido, porque mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo.”(1 Juan 4.4), y también: “Ninguna arma forjada contra ti, prosperará, y tú condenarás toda lengua que se levante contra ti en el juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová: su salvación de mí vendrá», dice Jehová.”(Isaías 54:17)

Dios es quien pelea nuestras batallas y por tal motivo, quien nos protege. Cuando alguien renuncia al mundo de las tinieblas lo más probable es que vengan ataques, pero son “estertores” de muerte del enemigo, que está vencido y lo sabe muy bien, por la obra del Señor Jesús en la cruz.


El poder de Jesucristo
nos hace libres

¿Qué ocurre cuando se abren puertas al enemigo?

Hemos insistido que cuando se abren puertas al Adversario, él toma ventaja y genera influencia demoníaca en la persona. Hay cuatro niveles sobresalientes en este tipo de ingerencia de maldad sobre alguien que permitió el ingreso de Satanás y sus huestes a su vida, de manera voluntaria o inconsciente: la opresión, el tormento y la enajenación.

El siguiente cuadro ilustra cada una de las categorías de influencia del mal sobre una persona:

TIPOS DE INFLUENCIA DEMONIACA

Opresión Se presenta en creyentes y no creyentes. El enemigo busca vencer la residencia de la persona. Opera por tentación y persecución. Se abren puertas a la influencia destructiva a través del pecado (Cf. 1 Pedro 5:8).

Tormento El demonio opera dentro de la persona, especialmente en alguna área específica. Él es quien domina allí. Puede evidenciarse con insomnio, aislamiento, sentimientos de persecución, depresión, desasosiego, problemas sucesivos, inclinación al suicidio. Es una situación permanente en su vida (Cf. Mateo 15:22; Marcos 7:29).

Posesión La persona pierde control de sus pensamientos y acciones. (Ataques sorpresivos, sin explicación médica, pérdida de coherencia y lucidez mental, desdoblamiento de la personalidad)

Enajenación Posesión demoníaca completa: cuerpo, alma y espíritu. Pérdida total de dominio.

Recuerde siempre que identificar las puertas abiertas a las fuerzas de las tinieblas, es fundamental para avanzar hacia la liberación de espíritus. Es esencial que se produzca en la persona, de un lado conciencia del peligro en que se encuentra, y de otro lado, la renuncia voluntaria.

No podemos dejar que siga avanzando la maldad en el mundo y en hombres y mujeres por indiferencia o por asumir una actitud pasiva.

Usted y yo somos hijos de Dios y soldados de Jesucristo. Él nos creó con planes maravillosos, que escapan a todo nivel de comprensión; sin embargo, fruto de las artimañas de maldad del enemigo, nos roba esas bendiciones y es necesario poner un freno a su influencia.

Lo esencial es cerrar puertas y ser libres de toda atadura. En Jesucristo lo logramos… Si tiene alguna inquietud, por favor no dude en escribirnos a pastorfernandoalexis@gmail.com  o llamarnos al (0057) 317-4913705.

© Fernando Alexis Jiménez Blog www.estudiosbiblicos.jimdo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEVOCIONALES MÁS LEÍDOS

ESPACIO DE CHAT

 
Soporte Técnico: Guerra Espiritual | Estudios Bíblicos | Bosquejos para Sermones
Copyright © 2013. GUERRA ESPIRITUAL - Fernando Alexis Jiménez - Todos los Derechos Reservados
Plantilla creada por Diseñadores Published by Mas Template
Con la Tecnología de Blogger