guerraespiritual.org :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

guerraespiritual.org

 

Deseo la libertad espiritual total y definitiva

Deseo la libertad espiritual total y definitiva

“Por muchos años estuve inmersa en el ocultismo. Cuando enfrentaba problemas, iba donde personas que leían el tabaco, el tarot y otras herramientas para conocer lo que en mi ignorancia creía, era “lo que iba a pasar”. Como consecuencia de mi involucramiento en el mundo de la oscuridad, veía espíritus malos e incluso, oía voces. Un maestro del ocultismo me habló del beneficio de lo que él llamaba “espíritus guías”, que decía, nos acompañaban en todo momento para ayudarnos. Me animaba a no temerles. En un culto cristiano recibí liberación, pero en medio de una crisis— tiempo después— volví a leer el horóscopo y el tarot. Ahora he vuelto a sentir de nuevo el mismo tormento del pasado. ¿Qué me aconseja?”

L.P.R., desde Ciudad de México

Respuesta:

El Señor Jesucristo nos hizo libres por Su sacrificio redentor en la cruz. Su sangre preciosa nos hizo libres de toda atadura al pecado. El problema está cuando tras haber sido liberados de toda ligadura demoníaca, abrimos nuevamente las puertas al enemigo. Él, que es bastante hábil, engañador y traidor, sabe tomar ventaja de cualquier desliz y descuido.

Un engaño frecuente es creer que hay médiums y que los muertos hablan a través de ellos. El asunto es que cuando muere alguien poseído por el demonio, ese ente de maldad busca otro vehículo humano o bien animal, para corporizarse (Cf. Mateo 8:29-31)

Recuerde que los demonios no tienen limitación física ni de espacio ni de tiempo. Pueden trasladar recuerdos e imágenes al nuevo instrumento que utilizarán. El nuevo poseído, entonces, cree que tiene poderes sobrenaturales de ver el pasado, el presente y el futuro.

En ese proceso de auto evaluación es fundamental  descubrir si ha habido manifestaciones que usted, por el conocimiento que tiene de estos fenómenos, sabe que son sobrenaturales y de maldad. Generalmente están asociados a consultar no solo el horóscopo y el tarot, sino también a la práctica de la necromancia, el hipnotismo, la adivinación, acudir a los espíritus guía, asistir así sea por curiosidad a ritos satánicos o de brujería, haber participado o leído y memorizado pasajes de libros de religiones orientales, y por último, haber participado en sectas que niegan la naturaleza divina y la obra del Señor Jesucristo (Gálatas 1:7, 8).

Otro aspecto que le invito a considerar es el hecho de que no hay reencarnación, como   bien lo anota la Biblia, toda persona muere una vez y para siempre (Hebreos 9:27) hasta que llega el momento de la resurrección para juzgamiento delante de Dios. Por tal motivo, afirmamos enfáticamente que no hay ni reencarnación ni muertos que hablan a través de los vivos.

Fundamentos para ser libres

Recuerde usted que la condición de ser libres de toda atadura y posesión demoníaca, se debe conservar (Mateo 12:43-45). Es el producto de andar en la voluntad de Dios, tomados de la mano del Señor Jesús. Sobre esa base, comparto con usted siete principios para ser libres de toda atadura y posesión:

1.- Admita que ha pecado (Salmos 32:5)

2.- Sea humilde delante del Señor (Cf. Santiago 4:6, 7)

3.- Experimente un verdadero arrepentimiento (Ezequiel 20:43)

4.- Reconozca la soberanía del amado Salvador Jesucristo como Señor de su vida.

5.- Dispóngase para el cambio (Mateo 3:8)

6.- Perdone de corazón a quien le haya causado daño (Mateo 6:14, 15)

7.- Ejercite su autoridad en el Señor Jesucristo (Lucas 10:19)

Tenga presente que son elementos esenciales que no se deben desestimar; al contrario, se deben fortalecer en su vida, para continuar siendo libre.

¿Ha abierto puertas al enemigo?

Si ha vuelto a experimentar la atadura de la maldad, es necesario que revise su vida con el propósito de identificar qué puertas ha abierto al enemigo. Hemos insistido, es necesario conservar la liberación que proviene del Señor Jesucristo sobre nuestras vidas. Hay cinco recomendaciones que comparto con usted y que serán muy útiles para quienes, habiendo visto rotas las cadenas que les ataban a Satanás, han experimentado un revés:

En primer lugar, debe someterse al Señor Jesucristo. Él nos liberta y si permanecemos tomados de su mano, nos ayuda a permanecer en esa condición de libertad (Mateo 22:37; Juan 12:36).

Un segundo aspecto estriba en que usted se vista con la armadura de Dios que le permite vencer, cualquiera que sea la batalla que enfrente y en la cual Satanás buscará tomar ventaja (Efesios 6:10-18).

Tercero, someta a Jesucristo su naturaleza pecaminosa. Sólo en Él, podremos alcanzar la victoria, cualquiera que sea la tentación o ataque que venga sobre nuestra vida (Lucas 9:23-25)

En cuarto lugar, escudriñe las Escrituras y aprenda en ellas principios que le conducirán a la victoria en todo momento (Salmos 1:1-3), y por último, mantenga firme la profesión de fe en el Señor Jesucristo, nuestro amado Salvador (Marcos 11:22-24).

Le animo a seguir firme, sin desmayar, prendida de la mano del Redentor, sabiendo que en el amado Jesús permanecerá siempre libre, venciendo a Satanás y todas sus artimañas. Si tiene alguna inquietud, no dude en contactarme…


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com