guerraespiritual.org :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

guerraespiritual.org

 

Las cadenas de las ataduras espirituales deben romperse

Las cadenas de las ataduras espirituales deben romperse

El incidente, sin duda, los tomó por sorpresa. No podían entender a ciencia cierta qué estaba ocurriendo.

Las personas se tiran al suelo, gritan, lloran, cambian la voz... pero creo que es un show... Nada de eso puede ser verdad— Al otro lado de la línea, una joven mujer me compartía su incredulidad respecto a las posesiones demoníacas.

Decenas de personas consultan a los astros, acuden a médiums, se bañan con riegos de cuanta hierba pueda imaginarse. La comercialización de libros sobre espiritismo, metafísica, desdoblamiento, el supuesto poder de las velas y los colores, entre otros, se ha disparado en los últimos años.

Hay quienes mantienen fluctuaciones inexplicables en su estado de ánimo, escuchan voces extrañas que les incitan a prácticas igualmente extrañas, que ven sombras y perciben fenómenos inexplicables, y aún así no quieren admitir la influencia espiritual que prevalece en nuestro mundo.

La Biblia relata en varios apartes sobre la confrontación a los demonios. Uno de los textos más gráficos de este asunto lo hallamos en el evangelio de Lucas, capítulo 8, versículos del 26 al 39. Si tiene acceso a un ejemplar de las Escrituras allí donde se encuentra, le sugiero que lea este pasaje ahora mismo.

Un mundo real aun cuando parezca increíble

Las Escrituras confirman que sí hay influencia demoníaca a nuestro alrededor: “Al llegar él (Jesús) a la tierra, vino a su encuentro un hombre de la ciudad, endemoniado desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros” (v. 26).

¿De dónde se produjo la posesión demoníaca en este hombre? Realmente no se dice nada al respecto, lo que sí está claro al leer libros sobre la historia judía encontramos que ellos conocían desde la antigüedad, el poder y la influencia del mundo de maldad.

Lo más probable cuando usted habla con alguien es que le dirá que se trata de fábulas; no obstante hoy día son más las personas que enfrentan la influencia o posesión demoníaca que antes. Y en su gran mayoría terminan recibiendo tratamiento siquiátrico.

El mundo de las tinieblas también opera milagros

Nuestro enemigo espiritual es muy habilidoso; por ese motivo obra portentos de tal manera que haya practicantes de la Nueva Era que testimonian de sanidades y prosperidad operadas en sus vidas. No es algo nuevo, ya que Satanás siempre lo ha hecho para engañar a las personas.

En la ciudad de Samaria “…estaban convencidos, porque por sus artes mágicas (Simón) los había maravillado durante mucho tiempo, pero cuando creyeron a Felipe, que proclamaba el reino de Dios, hombres y mujeres eran bautizados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” (Hechos 8.11, 12, versión Aramea-Peshita)

No podemos dejar de orar y proclamar el Evangelio. Debe ser una lucha constante, en la que caerán a tierra las fortalezas de Satanás en nuestros países, provincias y ciudades. Los cristianos tenemos la victoria asegurada.

Dos mundos enfrentados: el bien y el mal

En medio de nosotros a pesar de que no lo podamos ver, hay dos mundos enfrentados. El del bien y el del mal.

Ahora bien, el mundo espiritual de maldad se opone al bien y a la predicación del Evangelio. Pero cristo ya venció y nos confirió autoridad cuando dijo: "He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo , y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino de que vuestros nombres están escritos en los cielos” (Lucas 10: 19, 20).

La maldad seguirá extendiendo sus tentáculos. Satanás encontrará siempre nuevas estrategias para atrapar personas. No obstante, a usted y a mi nos corresponde la tarea de ejercer autoridad y evitar su avance.

Como siervos de Jesucristo tenemos ese poder, porque no se deriva de nuestras fuerzas sino de las que provienen del Señor.

La oposición de espíritus de maldad

Cuando el enemigo espiritual se ve amenazado, reacciona. Es previsible. Genera oposición. Es probable incluso que — si usted es un siervo comprometido de Jesucristo — perciba cuando se encuentra en un ambiente infestado de demonios. Incluso, es probable que haya enfrentado las reacciones de personas que se encontraban bajo influencia o posesión de demonios.

Señala la Palabra que “Este (endemoniado), al ver a Jesús, lanzó un gran grito, y postrándose a sus pies exclamó a gran voz:¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios altísimo? Te ruego que no me atormentes. (Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había apoderado de él; y le ataban con cadenas y grillos, pero rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos)” (versículos 28 y 29).

Aunque el espiritismo avance, es un hecho que nuestro amado Señor Jesucristo ya venció, nos hizo vencedores y contra El ninguna fuerza del ocultismo se puede resistir...

Es claro que tenemos un gran compromiso: Tomar autoridad en el poder de Cristo y sacar del camino al enemigo espiritual. ¡Ustedes y yo tenemos la autoridad!

Jesús el Gran libertador...

El pasaje bíblico también relata que finalmente los demonios que habían poseído a este hombre, salieron, le dejaron libre por la orden de Jesús (lea los versículos 30 al 34).

“Y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo” (versículo 34).

Usted puede ser libre hoy. Basta que se disponga. Jesucristo le ofrece la oportunidad de ver rotas esas cadenas que lo atan al ocultismo.

Reconózcalo como su Señor y Salvador. Reconozca que Él pagó en la cruz por su vida, y con cada gota vertida, estaba rompiendo las ataduras al mundo de las tinieblas. La decisión de ser libre es suya y nada más que suya, si reconoce a Jesús como su Dios.

Pasos para ser libre

Hay algunos pasos indispensables para seguir en el proceso de ser libres. Es sencillo.

¿De qué manera? Primero, recuerde en qué momento tuvo contacto con el ocultismo. La decisión de incursionar en el espiritismo es suya, y también es usted y nadie más que usted quien toma la decisión de salir de las garras de Satanás.

Segundo, renuncie a todo compromiso, pacto y atadura con el ocultismo. Hágalo con una oración sencilla. Repita algo como lo siguiente: “Señor Jesucristo, reconozco que por tu muerte en la cruz, me diste la libertad. Perdonaste mis pecados y me ofreces una nueva oportunidad. Acepto en fe tu obra redentora, te pido que mores en mi corazón, y confieso que mi vida te pertenece por la eternidad. También declaro que renuncio a todo pacto y contacto que haya tenido con Satanás y sus fuerzas demoníacas. Declaro sin poder esos acuerdos, por sangre derramada por Jesús en la cruz”. Amén.

Estoy plenamente convencido que su vida será diferente. Le invito para que, si tiene algún interrogante o necesita que oremos por su vida, me escriba. Jesucristo le ofrece una nueva vida, y debe comenzar a vivirla ahora. No lo dude, escríbame...

Cuando los demonios tiemblan

Cuando derribamos las fortalezas de Satanás, en el poder de Dios, hasta los demonios se convierten. El ministerio de Felipe fue tan eficaz en la ciudad de Samaria, que “… aún Simón creyó y fue bautizado, y seguía a Felipe, y viendo las señales y milagros extraordinarios que se hacían por medio de él, estaba atónito y asombrado.” (Hechos 8:13, versión Aramea-Peshita)

No podemos renunciar a la batalla. Hasta tanto recobremos la beligerancia en la lucha, el adversario seguirá ganando terreno. El panorama es diferente cuando comprendemos la estrecha unidad que hay entre el Evangelismo y la Guerra Espiritual. Las almas se convierten a Cristo y los muros de las tinieblas se desmoronan.

¿Qué está esperando? Usted es un soldado de Cristo y está llamado a batallar, en el convencimiento de que la victoria está asegurada. ¡Usted es un vencedor, recuérdelo siempre!


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com