guerraespiritual.org :: Para uso personal solamente. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización de autor.

guerraespiritual.org

 

¿Qué es la Trinidad satánica?

¿Qué es la Trinidad satánica?

“Fernando, después de leer su último artículo sobre el origen, acciones y caída de Satanás y como lo compartí con algunos hermanos en la congregación, alguien me preguntó: ¿Es cierto que en los últimos tiempos se configurará una especie de trinidad encabezada por Satanás?. Sinceramente no supe responder. No he oído sobre tal asunto, aunque la persona insistía que las Escrituras lo describen así. ¿Usted podría informarme qué conoce respecto a la supuesta trinidad del mal?

J.J.A., desde Pereira, en Colombia.”

Respuesta:

En un mundo físico en el que abundan el engaño y las imitaciones y que además está influido significativamente por fuerzas espirituales, era de esperar que Satanás en el final de los tiempos haya desplegado toda sus esfuerzos para estructurar una estratagema que no solo desvíe de su fe a los creyentes sino que además cierre las puertas a quienes podrían crecer en el poder transformador del evangelio.

No en vano calificó duramente el Señor Jesús al enemigo cuando, al referirse a la actitud de algunos clérigos de su tiempo, les dijo: “Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. El fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira” (Juan 8:44. Versión: Biblia de Las Américas). No es nada nuevo que usurpe y engañe.

Ahora bien, el planteamiento que le hicieron respecto a la trinidad satánica que se está gestando, tiene asidero bíblico, el cual busco explicarle con sencillez a continuación:

Búsqueda de adoración

Satanás engañó a Adán y Eva como lo leemos desde las primeras páginas de la Biblia: Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. ” ( Génesis 3:4-8). Como puede apreciar, buscó que se desconocieran las advertencias del Creador, conducir al pecado y de paso, lograr adoración como el guía adecuado.

Cuando tenemos claro este primer aspecto, nos encontramos que históricamente ha gobernado, unas veces abiertamente y otras con sutileza, las decisiones de los seres humanos signados por el pecado.

Allí tenemos configurado lo que siempre ha querido Satanás cuando busca adoración y reconocimiento, alguien émulo de nuestro Dios y Padre Jehová.

Ahora, aunque en la Biblia no hay ningún versículo que específicamente mencione el término trinidad, entendemos que aunque Dios es uno, se manifestó en carne por el Hijo, nuestro amado Señor Jesucristo quien es Dios con nosotros y vive hoy en quienes somos sus hijos por la obra redentora por el Espíritu Santo. De esta manera se cumplieron los maravillosos anuncios del Maestro: “Cuando venga el Consolador, a quien yo enviaré del Padre, es decir, el Espíritu de verdad que procede del Padre, El dará testimonio de mí...” (Juan 15:26. Versión: Biblia de Las Américas) También dijo al referirse al Espíritu Santo: “El me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber.” (Juan 16:14. Versión: Biblia de Las Américas).

La personificación satánica del hijo

Cuando vamos a las Escrituras hallamos una descripción vívida que, pese a las múltiples interpretación que han querido darle, le invitamos a leer con detenimiento: Y una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; estaba encinta, y gritaba, estando de parto y con dolores de alumbramiento. Entonces apareció otra señal en el cielo: he aquí, un gran dragón rojo que tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas había siete diademas. Su cola arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró delante de la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo cuando ella diera a luz. Y ella dio a luz un hijo varón, que ha de regir a todas las naciones con vara de hierro; y su hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tenía un lugar preparado por Dios, para ser sustentada allí, por mil doscientos sesenta días.” (Apocalipsis 12: 1-6. Versión: Biblia de Las Américas).

Observa que Satanás quiso y siempre ha sido así, entorpecer los planes de nuestro amado Creador. Algunos teólogos refieren que está tipificado además lo que hizo el enemigo desde un comienzo: arrastrar con su rebeldía a los ángeles que se convirtieron en sus aliados y explica de dónde provienen las fuerzas satánicas y quienes identificamos como sus ayudantes: los demonios.

Leemos también que después de ese ataque para acabar con los planes divinos, el dragón a quien las Escrituras identifican como Satanás (Apocalipsis 12:9) hizo emerger una gran bestia con diez cuernos y siete cabezas Apocalipsis 13:1, 2, que entendemos es el Anticristo. Tenía poder y autoridad.

Simulando ser grande y para engañar a quienes no tienen la Salvación, le ocurre algo sorprendente: ”Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada. Y la tierra entera se maravilló y seguía tras la bestia; y adoraron al dragón, porque había dado autoridad a la bestia; y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia, y quién puede luchar contra ella?” (Apocalipsis 13:3. Versión: Biblia de Las Américas).

¿Se da cuenta lo que ocurre? Simulando al Hijo de Dios, Jesucristo quien murió y resucitó al tercer día, esta bestia o Anticristo es herido pero se restablece y logra de esta manera la adoración. Su engaño es sutil y eficaz.

Leemos que a la bestia la “...Y la adorarán todos los que moran en la tierra, cuyos nombres no han sido escritos, desde la fundación del mundo, en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado.” (versículo 8).

Se crea el escenario para el imitador del Espíritu Santo

Adicional a lo que hemos estudiado, y como lo advierte el apóstol Pablo, es necesario permanecer alerta en todo tiempo. “...no seáis sacudidos fácilmente en vuestro modo de pensar, ni os alarméis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día del Señor ha llegado. Que nadie os engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se exalta sobre todo lo que se llama dios o es objeto de culto, de manera que se sienta en el templo de Dios, presentándose como si fuera Dios.” (2 Tesalonicenses 2:2-

Una de esas actitudes de no permitir ataques, estriba en cuidarnos de la doctrina que seguimos, porque hoy día hay sinnúmero de organizaciones que posan de ser la “única que tiene la verdad revelada” y conducen a la desorientación. De hecho cuando alguien me dice que está en la iglesia única que acepta el Señor, comienzo inmediatamente a sospechar que se trata de una secta.

La segunda bestia que describe el libro de Apocalipsis a partir del capítulo 13, desde el versículo 11 en adelante, nos advierte del engaño satánico para crear un escenario en el que entraría el usurpador para tratar de imitar la presencia del Espíritu Santo en las personas.

Observe algo interesante que encontramos en el texto: “Ejerce toda la autoridad de la primera bestia en su presencia, y hace que la tierra y los que moran en ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra en presencia de los hombres. Además engaña a los que moran en la tierra a causa de las señales que se le concedió hacer en presencia de la bestia, diciendo a los moradores de la tierra que hagan una imagen de la bestia que tenía la herida de la espada y que ha vuelto a vivir.” (Apocalipsis 13:12-15. Versión: Biblia de Las Américas).

Cuando haya ganado ese grado de aceptación, Satanás y su trinidad profanarán el templo de Jerusalén. Esto será antes del fin como lo describe el profeta Daniel Sobre el ala de abominaciones vendrá el desolador, hasta que una destrucción completa, la que está decretada, sea derramada sobre el desolador.” (Daniel 9:27. Versión: Biblia de Las Américas). También leemos Y desde el tiempo en que el sacrificio perpetuo sea abolido y puesta la abominación de la desolación, habrá mil doscientos noventa días.” (Daniel 12:11. Versión: Biblia de Las Américas).

Cuando leemos los últimos capítulos del libro de Apocalipsis tenemos una mayor comprensión de todo el engaño que está obrando Satanás, y más aún, del mal que busca seguir haciendo en medio del pueblo santo como también de quienes no han tenido un encuentro personal con el Señor Jesucristo.

Aunque específicamente no leemos que haya una trinidad satánica, si la intuimos en el hacedor de maldad que siempre ha querido imitar a Dios. Esa es la razón por la que además de permanecer alerta, es necesario que busquemos orientación mediante orar al Señor Jesucristo.


Léanos en mensajerodelapalabra.comLéanos en familiassolidas.comLéanos en altar-familiar.comLéanos en bosquejosparasermones.comLéanos en devocionales.comLéanos en selecciondeestudiosbiblicos.orgLéanos en miiglesia.com

IBM-Anuncio